Ondas acústicas, el último y más sonado método para detectar bombas a distancia

Perros, abejas, espectrometría de masas, cromatografía de gases y máquinas especiales de rayos X son algunos de los métodos usados para detectar explosivos. Ahora un grupo de científicos estadounidense propone recurrir a las ondas acústicas.

El equipo, encabezado por Douglas Adams, de la Universidad Vanderbilt, presentó un sistema acústico de detección de bombas a distancia. Su tecnología conlleva un aumento de la seguridad, ya que permite no acercarse a objetos sospechosos y es la primera en el mundo capaz de distinguir entre los explosivos de baja y de alta potencia.

Según los científicos, para detectar el contenido de dispositivos de materiales rígidos como el metal deben usarse ondas ultrasónicas cortas. Para los materiales más blandos, como el plástico, deben usarse ondas más largas:
subsónicas o infrasónicas. Su sistema consiste en un conjunto de antenas que enfoca un haz acústico intenso sobre un presunto artefacto explosivo improvisado. Al mismo tiempo, un instrumento llamado vibrómetro láser apunta a la carcasa del objeto y registra cómo la carcasa vibra en respuesta. La naturaleza de las vibraciones puede revelar la naturaleza de lo hay dentro del contenedor.

En el marco de sus experimentos, los ingenieros crearon dos blancos. Uno, a base de un material inerte que simulaba las propiedades físicas de los explosivos de bajo rendimiento. El otro, simulando un explosivo de alto rendimiento. El vibrómetro láser se orientó a la parte superior de la tapa de plástico que se correspondía a la parte exterior de la carcasa de la ‘bomba’. Las pruebas mostraron unas diferencias muy claras en los patrones de vibración de las dos tapas, lo que permitió a los investigadores distinguir entre los dos materiales.

El complejo es capaz de distinguir también entre un recipiente vacío, uno lleno de agua y uno lleno de una sustancia arcillosa. Para el experimento se usaron envases de plástico de leche. En este caso, las ondas acústicas las generó un dispositivo llamado ‘destornillador aéreo’. La jarra vacía generó las vibraciones más grandes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en TECNOLOGÍA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s